REVIEW: Kingdom Come: venga a nosotros tu reino - Cómica

REVIEW: Kingdom Come: venga a nosotros tu reino

Por Juan Manuel Vega

¿Cuál es la misión de los superhéroes? ¿vencer al villano de turno y encerrarlo hasta que vuelva a escapar? ¿Detener catástrofes naturales como huracanes, tormentas y terremotos? ¿O tal vez servir como inspiración a la humanidad, representando valores tales como la verdad y la justicia?

Hablar de Kingdom Come es hablar de palabras mayores, podríamos pasar horas discutiendo sobre la gran cantidad de referencias que las páginas dibujadas por Alex Ross poseen, y es que nos encontramos ante una de las novelas gráficas más ricas en contenido que DC nos ha brindado. El guion firmado por Mark Waid nos sumerge en un futuro en el que la liga de la justicia se ha retirado, son sus hijos y nietos los que han tomado el relevo y ejercen la justicia a su manera, con mucha más violencia y frialdad.

image004

Superman pasa sus días en la fortaleza de la soledad, desconectado de todo el mundo y con el dolor de haber perdido a sus seres más queridos, la humanidad le dio la espalda después de considerar que sus métodos ya estaban obsoletos, que para terminar con el crimen era necesario recurrir a formas más duras y brutales de castigo. Batman vive encerrado en la baticueva y por medio de robots que controla a distancia trata de mantener Gotham lo más limpia posible, sin embargo, sus medidas resultan un tanto extremas, y terminan por convertir a la ciudad en algo similar a un estado totalitario. Por su parte, Wonder Woman ha sido expulsada de la isla paraíso y despojada de sus títulos y cargos, es ella la que motiva a Superman para salir de su letargo y tomar las riendas de un país arrasado por quienes debían protegerlo. No obstante, el choque generacional creará más de un encontrón, y Superman deberá preguntarse hasta dónde está dispuesto a llegar con tal de salvar a la humanidad.

El narrador de la historia es Norman Mckay, un ministro cristiano que sufre extrañas visiones que lo atormentan. Un día, después de su sermón, es visitado por el Espectro, quien lo lleva a observar lo que será la inminente “batalla final”. Así como el ángel reveló a San Juan las visiones del apocalipsis, el Espectro lleva a Norman a distintos tiempos y lugares, los cuales nos van dando una idea general del conflicto, sus principales involucrados y cuáles son los objetivos de cada uno.

Si bien en la historia participan un número considerable de personajes, los principales protagonistas de la acción son Batman, Wonder Woman y sobre todo SUPERMAN. Podemos ver como cada uno de ellos posee una mirada diferente de lo que está sucediendo y de la forma en que el caos se debe resolver: Batman representa la parte racional de la trinidad, al contrario de Diana y Clark, quienes desaparecieron hace años de la acción, Bruce Wayne ha seguido batallando por su cuenta. El ser de los pocos héroes sin poderes le permite una mirada más terrenal del asunto, en la cual han sido los “dioses” superheroicos los únicos responsables de la crisis. Si bien en un principio se muestra decidido a no participar del conflicto, pues no comulga con las soluciones que Superman propone, terminará infiltrándose en el “frente de liberación de la humanidad” con el objetivo de descubrir los planes de Lex Luthor, quien ha estado envenenando la mente de capitán marvel, de la misma manera como la serpiente persuadió a Eva para que pecara. Por su parte, Wonder Woman se encuentra llena de rabia y frustración, como digna heredera de la tradición amazónica considera que la única forma de lograr la paz es mediante la guerra, que para acabar con los abusos de la nueva generación de superhumanos hay que responderles con la misma moneda, lo cual significa violencia y muerte.

image006

Superman, protagonista indiscutido de la historia, se encuentra sobrepasado por el nivel de salvajismo presente en los nuevos héroes, siente que el mundo ya no lo necesita. Aun así, decide vestir la capa una vez más y recuperar el lugar que le fue arrebatado. Pero luego de volver a la acción las dudas lo empiezan a carcomer una vez más ¿cómo disminuir la violencia en el mundo sin llegar al asesinato? La actitud paternal que Kal adopta no lo deja ver la realidad, se empeña en cargar con el peso del mundo sobre sus hombros y de resolver los problemas por la humanidad, cuando lo que debió haber hecho desde el principio es resolverlos JUNTO con ésta.

El comic también sirve como contestación a todos aquellos que critican la ingenuidad de los personajes de DC. El hecho de que no estén dispuestos a atentar contra la vida humana, aunque se trate del más ruin de los villanos, es algo que resulta demasiado inocente para los lectores actuales, pero es precisamente eso lo que hace especiales a estos héroes, poseen códigos éticos a los cuales se ciñen sin importar qué. En una escena del tercer capítulo, Superman le dice a Batman que lo único que une a ambos es el respeto por la vida, que en el fondo, la razón por la cual viste el traje de murciélago es para no tener que ver morir a alguien de nuevo. Son las nuevas generaciones de superhéroes, con sus procedimientos agresivos y sin límites los que han llevado a la civilización al borde de la extinción, y la única forma de salvarse es retornar a lo clásico.

En el apartado gráfico, los dibujos realistas de Alex Ross nos sumergen en un barroquismo pocas veces visto en el séptimo arte, la fuerza y emoción que se desprende de cada viñeta llena de vitalidad a una narración que va in crescendo, hasta deslumbrarnos con esa épica batalla en la que los lápices de Ross brillan con la misma intensidad de un relámpago. Si tuviera que quedarme con un dibujo en particular, elegiría la estupenda splash page del capítulo cuatro, en la cual se puede ver a todos los protagonistas enfrascados en la lucha más épica que el noveno arte ha podido recrear.

image008

Respondiendo a la pregunta inicial, creo que la función de los superhéroes es servir como modelo de inspiración, para superarnos y llegar más allá de lo que somos, Superman, pese a no ser humano, representa todos los valores que como sociedad aspiramos: justicia, paz, libertad, compañerismo y tal vez… inocencia. Para expresar lo que trato de decir no se me ocurre nada mejor que dejar un extracto del monólogo de Jor El interpretado por Marlon Brando en la película de 1979, en el que explica a su hijo la razón de que lo hayan enviado al planeta tierra: “Vive como si fueras uno de ellos Kal-El, averigua donde son necesarios tu fuerza y tu poder, pero conserva siempre en tu corazón, el orgullo de tu origen. Ellos pueden ser un gran pueblo Kal-El, desean ser un gran pueblo, solo necesitan la luz que les muestre el camino. Por esta razón sobre todas, por la capacidad que tienen para hacer el bien, te he enviado a ellos… a ti… mi único hijo…”.

 Superman es un recordatorio constante de todo lo bueno que existe dentro de nosotros, por eso es que en Kingdom Come se le da tanta importancia a la desaparición del hombre de acero, la rendición de éste significaría que la última llama de esperanza se ha apagado, y que la larga noche de la humanidad está a punto de comenzar.

  • Título: Kingdom Come
  • Año de publicación original: 1996
  • Guion: Mark Waid
  • Dibujo: Alex Ross
  • Entintado: Alex Ross
image002